martes, 8 de mayo de 2012

FUENTES VICTORIANAS DE HEREDIA -1878- SÍNTESIS -PARTE 3-

CONTENIDO 



INTRODUCCIÓN: LAS  FUENTES VICTORIANAS DE HEREDIA
1- La Fuente en la Plaza Principal (Fuente del Centenario)
2- Fuente en plazoleta de Iglesia de El Carmen (Fuente de los Delfines)
2. FABRICANTE Y PROCEDENCIA DE LAS FUENTES
2.1 ¿Cómo era la Fuente del Centenario? 
2.2 ¿Cómo era la Fuente de los Delfines?
2.3 Petición de restaurar y preservar las fuentes de Heredia  
3. VÍDEOS (Fuente del Centenario, Centro Histórico de Heredia, Fuente de los Delfines)

La investigación acerca de las fuentes victorianas de la provincia de Heredia carece aún de datos y referencias suficientes. Por ejemplo, aún no me he acercado a fuentes primarias, como actas municipales, periódicos, entrevistas, etc. La mayoría del tiempo disponible lo emplee, hasta ahora, en la documentación para las fuentes victorianas de San José y Cartago. En su momento, abonaré todo lo que corresponda al principal de esta deuda contraída con las fuentes de la Ciudad de las Flores. Mientras llega dicho momento, haré una síntesis de la información disponible en fuentes secundarias confiables, así como en datos relacionados con el fabricante de  ambas fuentes.

Don Carlos Meléndez Chaverri, en su obra Añoranzas de Heredia, nos informa que en el año 1877, la Municipalidad de Heredia adjudicó al Ing. John H. Brealey, la construcción de la  primera cañería de la ciudad. 1

Para  celebrar esta grandiosa obra, en el año 1879, se dispuso colocar una fuente en la Plaza Principal y otra en la plazoleta de la Iglesia de El Carmen.  Ambas piezas de hierro se compraron en Inglaterra.

Según un trabajo inédito y de próxima publicación, el periodista e investigador herediano Eduardo (Edú) Sánchez nos cuenta que Brealey encargó la construcción de las pilas y la instalación de las fuentes "al italiano Martín Parini, quien las rodeó con gradas de piedra de granito, traída de Cartago, mediante un trabajo en el que fue auxiliado por dos peones durante doce días". Complementa Sánchez esta información indicando que en materiales: piedra, arena, cal, ladrillo, se gastaron $439 pesos. 2

1- La Fuente en la Plaza Principal de Heredia (Fuente del Centenario)

Cuando se instaló la fuente en la Plaza Principal, aquella lucía pequeña y desamparada en un espacio tan grande. Por esta razón, se encargó a Manuel Víctor Dengo Bertora, ingeniero  mecánico del ferrocarril, modificar la pila y hacer los cambios necesarios, para que la fuente adquiriera más altura y se pudiera apreciar desde todos los ángulos de la plaza.  

Con este propósito, Dengo diseñó una  pila de metal (en forma de tazón), sobre la cual se asentaría la fuente de hierro. Alrededor de este conjunto, se fabricó la amplia pila de ladrillo y mampostería que luce actualmente. Según Edú Sánchez, aunque don Manuel Dengo realizó los diseños de la pila de metal (tazón) y la pila externa de ladrillo, los constructores de la obra fueron don Eulalio González  y don Nicolás Hernández. 3 Sin embargo, un problema importante se suscitó al momento de instalar la fuente sobre la pila metálica (tazón), porque debido al gran peso de la fuente,  algunas partes de ella se quebraron y, en consecuencia, la municipalidad tuvo que pagar a la Fundición San José la reparación de dichas piezas. 

En abril del año 1957, con el propósito de conmemorar el centenario de la rendición de William Walker y los filibusteros, la municipalidad decide bautizar la fuente con el nombre de Fuente del Centenario, y colocan una placa alusiva en su base. Dicha placa se encuentra actualmente sumergida en el agua, y obviamente no la puede apreciar el público. 

Placa Fuente del Centenario-Heredia by Reyleomessi
Foto de Eduardo Sánchez, 
publicada con autorización de soloheredia.blogspot.com

La Plaza Principal de Heredia fue convertida en parque, que posteriormente fue bautizado como Parque Nicolás Ulloa. El conjunto de elementos arquitectónicos ubicados en dicho sitio (la fuente de hierro con su pila, el kiosco y otros monumentos) fue declarado de interés histórico y cultural, por el Ministerio de Cultura de Costa Rica, mediante decreto número 23683-C del 13 de octubre  de 1994.


Fuente del Centenario-Heredia-01 by Reyleomessi

Fuente del Centenario en el Parque Nicolás Ulloa de Heredia. 
Foto: Sergio Orozco. 2011


Fuente del Centenario en el Parque Nicolás Ulloa de Heredia.  
Al fondo el Templo Parroquial de la Inmaculada Concepción
Foto: Sergio Orozco. 2011
 
Detalle de la Fuente del Centenario, en Heredia. 
Foto: Sergio Orozco. 2011
 
Fuente del Centenario en el Parque Nicolás Ulloa de Heredia. 
Foto: Sergio Orozco. 2011
 
Parque de la ciudad de Heredia a inicios del siglo XX.
En el centro, se aprecia la fuente de hierro. 
A la izquierda, el templo parroquial de la Inmaculada Concepción
Foto: Fernando Zamora

2- La Fuente en la plazoleta de Iglesia de El Carmen  (Fuente de los Delfines) 
 
El templo de El Carmen de Heredia, se ubica en avenida 4, calles 1 y 3. Su plazoleta fue construida para dotar al templo de un área para celebrar las fiestas de la patrona (la Virgen del Carmen). En el año 1891, la Municipalidad decide convertir aquella plaza en un parque, y en1924 de nuevo se acondiciona esa área para parque. En el año 1929, para celebrar el natalicio del autor de la música del Himno Nacional de Costa Rica, Manuel María Gutiérrez, se coloca allí un busto del artista, fabricado por el escultor cartaginés Juan Ramón Bonilla.  Desde entonces, se le conoce como Parque Manuel María Gutiérrez.

La fuente de hierro fue colocada cuando ese espacio aún era una plaza. Curiosamente, al igual que la fuente de la plaza principal (Fuente del Centenario), a esta se le construyó una especie de tazón metálico, para que el conjunto adquiriera mayor altura, de manera que que los ciudadanos la apreciaran desde puntos lejanos, dándole a esta mayor distinción y señorío. 4

Durante mucho tiempo esta fuente estuvo en total abandono, luciendo en estado tan precario que constituía una amenaza a la salud de los transeúntes. Eduardo Sánchez cuenta que en el año 1900, por moción del regidor Nicolás Cartín, la Municipalidad ordenó destruir la fuente, y guardar lo que se pudiera. 5  Afortunadamente, la destrucción propuesta por el regidor Cartín no se materializó, y  en su lugar, se decidió trasladar la fuente a la Plaza Iglesias, hecho que tampoco llegó a concretarse.

La hostilidad del regidor Cartín hacia la fuente no era más que reflejo del odio que los vecinos del barrio El Carmen  sentían por ella, puesto que constituía un estorbo enorme que impedía celebrar allí las famosas fiestas populares con sus corridas de toros. 6  ¿Acaso sería este odio al estorbo la misma razón de la destrucción de la Fuente de los Leones, de la plaza principal de Cartago?

Por fortuna, la Fuente de los Delfines de la plazoleta de El Carmen de Heredia se preservó casi en su totalidad, y hoy luce en su sitio original, aunque desde hace muchos años no está en funcionamiento su mecanismo de chorros de agua.


Fuente de los Delfines, del parque Manuel María Gutiérrez, Bo. El Carmen, Heredia. 
El tazón de hierro sobre el que se eleva la fuente fue construido en el país.
Foto: Sergio Orozco. 2011
 
Fuente de los Delfines-Parque Ml Ma Gutierrez-Heredia-02 by Reyleomessi
Detalle de la Fuente de los Delfines de Heredia.  
Obsérvese el pedestal cónico sobre el que descansan los delfines.  
En la fuente de Cartago, dicho pedestal fue cubierto con un domo de cemento.
Foto: Sergio Orozco. 2011
 
Fuente de los Delfines-Parque Ml Ma Gutierrez-Heredia-03 by Reyleomessi
Detalle de la Fuente de los Delfines de Heredia.    
Foto: Sergio Orozco. 2011 

2- FABRICANTE Y PROCEDENCIA DE LAS FUENTES DE HEREDIA. 


Puesto que las fuentes de Heredia son hermanas las fuentes de Cartago, repetiré acá la exposición que hice para este mismo tema en relación con las fuentes de Cartago:

Para conocer la marca del fabricante y la procedencia de un objeto antiguo, se dispone de varios criterios. Los dos más ortodoxos son: a- buscar la marca en algún sitio de la obra, b- buscar evidencia documental (factura, guía de importación o exportación, noticia en un periódico, acta municipal o memorándum, etc.) donde se mencione la marca y procedencia. Cuando se han agotado las dos vías anteriores, sin alcanzar la información deseada, queda aún el recurso de la pesquisa, basado en aproximaciones, semejanzas, analogías, y sobre todo, en la opinión de los expertos. En el caso de las fuentes de Heredia (y también en el caso de las fuentes de Cartago y San José), trabajamos sobre la base de este tercer recurso.

En una futura entrada de este blog, les relataré la forma en que pude llegar a determinar el nombre del fabricante de las fuentes. 

Por ahora, me interesa señalar que las dos fuentes de hierro de Heredia y las tres fuentes de Cartago fueron fundidas en Derby, Inglaterra, por  Britannia Iron Works (también conocida como Britannia Foundry), firma perteneciente a Andrew Handyside & Co. Andrew Handyside, nació en Edimburgo, Escocia, en 1805 y falleció en 1887. Junto con Coalbrokdale and Co (fabricante de la fuente de Cupido y el Cisne, de San José), se constituye esta compañía en una de las las fundidoras más importantes de la época victoriana.

La fundidora Britannia Iron Works adquirió enorme reputación gracias a las fuentes, ornamentos para jardín y jarrones de hierro, antes de aventurarse en la fabricación de puentes para ferrocarriles.  Fue una de las primeras en producir los famosos buzones de correo tan pintorescos en Inglaterra. Posteriormente, en la década de 1850 inició la fabricación de estructuras arqueadas, que servirían para construir puentes y otro tipo de estructuras prefabricadas en hierro (por ejemplo mercados, galpones, etc.), tanto para el Reino Unido como para exportar a todo el mundo. 

Un dato curioso es que la compañía cesó sus operaciones en el año 1910, apenas unos meses después del Terremoto de Cartago. Dedicaremos un capítulo completo de esta investigación a la historia de Andrew Handyside & Co.



Aparte de las fuentes de Cartago y Heredia, en Costa Rica tenemos la suerte de tener otra valiosa obra fabricada por Andrew Handyside; se trata del puente de hierro sobre el Río Pacuare, cuyos planos los encontramos en el Archivo Nacional de Costa Rica, con fecha del año 1879.  Acerca de este descubrimiento, realizaremos un artículo completo próximamente. También pueden ver un vídeo del puente en la última sección de este capítulo. 

De igual manera dedicaré uno o varios artículos del blog para mostrar otras fuentes Handyside alrededor del mundo.
Si no pueden resistirse hasta entonces, los invito a leer el impresionante blog de
Andy Savage (http://friargatebridge.blogspot.com), que contiene, entre muchos datos y materiales interesantes, un mapa digital de todas las fuentes, puentes, etc. fabricados por Andrew Handyside, incluyendo las fuentes de Cartago y de Heredia también.



2.1- ¿Cómo era la Fuente de Los Delfines de la plaza de El Carmen? 

Britannia Iron Works era una fundidora tan grande y profesional que producía libros, folletos y artísticos catálogos relacionados con sus productos. En el catálogo C (para jarrones y fuentes), publicado en el año 1879 por Andrew Handyside & Co. descubrimos datos valiosísimos relacionados con estas fuentes. Para el caso de la Fuente de los Delfines (la obra en hierro), ahora sabemos, entre otras cosas, lo siguiente:

- Código de fabricación: No. 12 (ilustrada en la página 17 del catálogo)
- Altura9 pies y 8.5 pulgadas (295,91 centímetros), desde el pedestal hasta el mástil del chorro de agua.
Precio:  £55 libras esterlinas, con 0 chelines y 0 peniques. Sin incluir el costo del embalaje, flete, etc. 7

Un  dato interesante es que la fuente más barata del catálogo tenía un precio de £3 libras esterlinas, mientras que la de más alto costo se ofrecía en £1,100 libras. La mayoría de las fuentes se entregaban sin pintar del todo; sin embargo, algunos modelos (con un cargo adicional), se podían entregar pintadas en bronce o mármol, o también en bronce y oro. 

La fuente de la plaza de El Carmen corresponde al modelo No. 12 del catálogo C de Handyside, por lo tanto es igual a la Fuente de los Delfines de Cartago, que hoy se conserva en la Plaza de la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, y que originalmente fue colocada en la plaza de la iglesia de San Nicolás Tolentino (donde estuvo desde el año 1873 hasta 1910). De igual manera, era gemela de la fuente de la antigua iglesia de la Soledad, también de Cartago, cuyo paradero se desconoce.

Así las cosas, ahora sabemos que en Costa Rica se compraron tres fuentes del modelo  número 12: dos en Cartago y una en Heredia. A diferencia de la fuente de Cartago, la de Heredia carece del plato superior: al haberle quitado dicho plato, las colas de los delfines quedaron sin apoyo, y hoy lucen suspendidas en el aire. En ambas fuentes, falta el remate de los cupidos abrazados al mástil del chorro de agua, que originalmente formaron parte de ellas. En la siguiente imagen se pueden apreciar cómo eran los cupidos (amorcillos) y el plato superior:


Temple Newsam Fountain by SigmaOmegaSigma
La imagen corresponde a la fuente Handyside 
del Temple Newsam en Leeds, Inglaterra. 
Detalle del remate con los cupidos abrazados.
foto de SigmaOmegaSigma en Flickr


Para más detalles acerca de este remate, léase el apartado relacionado con la Fuente de los Leones de la ciudad de Cartago.

¿Hay ejemplares de este modelo No. 12 en otras partes del mundo? Afortunadamente sí. En los jardines del Museo Rossendale, ubicado en Whithaker Park, condado de Lancashire, Inglaterra, se encuentra un ejemplar de Fuente No. 12, prácticamente igual a la Fuente de los Delfines de Heredia (y también de Cartago):


Whitaker Park Museum, Rawtenstall, Lancashire by mrrobertwade (wadey)
Foto por mrrobertwade en Flickr
Whitaker Park Museum, Rawtenstall, Lancashire by mrrobertwade (wadey)
Foto por mrrobertwade en Flickr

Estas imágenes nos permiten apreciar el hecho curioso de que la Fuente Rossendale (al igual que las Fuente de los Delfines) carece del remate característico del modelo No. 12: los cupidos abrazados al mástil del chorro de agua. Probablemente estos elementos, y el plato superior, se dañaron o fueron trasladados a otro sitio. 
 
2.2-  ¿Cómo era la Fuente del Centenario en la plaza Principal de Heredia?  
 
Para el caso de la fuente de la plaza principal (la obra en hierro), ahora sabemos de ella lo siguiente:

- Código de fabricación:   No. 38 (ilustrada en la página 15 del catálogo)
- Altura 11 pies  (335,28 centímetros), desde el pedestal hasta el chorro de agua.
Precio: £140 libras esterlinas, con 0 chelines y 0 peniques. Sin incluir el costo del embalaje, flete, etc. 8 De las cinco fuentes Handyside adquiridas en Costa Rica, esta fue la de más alto valor monetario.

Hay un ejemplar del modelo No. 38 en la Plaza de Armas de San Carlos, provincia de Ñuble (Chile) 9, y otro en Cresswell Gardens, en Adelaida, Australia. He aquí una foto de la fuente Cresswell Gardens:
 
Cresswell Gardens Fountain  en Adelaida, Australia. 
Foto publicada con autorización de 
Adelaideinphotos.blogspot.com


Como puede notarse, la fuente Cresswell Gardens de Adelaida es casi idéntica a la Fuente del Centenario de Heredia. En el caso de la fuente Cresswell Gardens, su remate lo conforma una ninfa, que porta un ánfora,  de la cual brota el chorro de agua. En el modelo no. 38 del catálogo Handyside no se incluye esta ninfa; pero un motivo similar forma parte del remate del modelo 36. La Fuente del Centenario es una fuente muy apegada al modelo 38; por lo tanto, dudamos mucho que tuviera, en su remate, una ninfa similar a la fuente Cresswell Gardens

Hay dos detalles que la hacen diferente al modelo original del catálogo: el plato superior y el remate. En la fuente del catálogo, el plato superior es igual al modelo original de de la Fuente de los Delfines (modelo 12); pero en la Fuente del Centenario, el plato es similar --o idéntico-- al plato del modelo 41. Un plato similar lo podemos apreciar hoy en la fuente Municipal en Penang, Malasia, fabricada por Handyside, aproximadamente en el año 1880. Pueden ver una foto de dicha fuente aquí, donde se aprecian las similitudes de los platos. La dificultad de apreciar el plato en  la Fuente del Centenario obedece al deterioro tan marcado de la fuente en general, lo que impide observar los dibujos contenidos en él, que son de gran belleza. 

De igual manera,  el remate de la Fuente del Centenario carece del cobertor metálico en su punta, que tapaba los pequeños tubos de los que brotan los chorros. En el modelo original No. 38, dicho cobertor estaba formado por un grupo de hojas verticales atadas en ramillete, de un pie de altura.

2.3-  Petición de restaurar y preservar las fuentes de Heredia    

En este momento, la Municipalidad de Heredia ha hecho un esfuerzo importante por colocar una moderna iluminación a la fuente. Pienso, sin embargo, que habría sido mucho mejor que se destinaran recursos para someter la fuente a una restauración profesional, como la que realizó el artista Max Ulloa a la fuente de San José (Cupido y el Cisne), con el apoyo y coordinación del ICOMOS --ver la entrada Fuentes Victorianas de San José--, o las restauraciones que recibió la fuente principal de la ciudad de Alajuela en el año 2003 y en este año 2012, por la experta  Ana Moraleda.

La Fuente del Centenario es una obra muy valiosa, que merece un abordaje serio y  profesional, en que no se deberían escatimar recursos. Si no se toman pronto las medidas del caso, la fuente puede resultar con daños serios y quizás irreversibles, que ya han sido advertidos por el investigador Eduardo Sánchez en su blog. Ojalá la Municipalidad y el Centro de Patrimonio Histórico tomen las medidas pertinentes, para rescatar esta obra maravillosa, que es tan emblemática de la ciudad como el mismo Fortín o el templo de la Inmaculada Concepción. 

Cualquier mejora o restauración, cuyos estándares estén por debajo de los aplicados en las restauraciones mencionadas, irían en detrimento de la obra, y la expondrían, innecesariamente, a riesgos, cuyas consecuencias podrían ser lamentables. Asimismo, es importantísimo que se considere siempre disponer de fondos para el mantenimiento preventivo.

No olvidemos que nuestros antepasados se esmeraron por dotar a las provincias centrales de obras de arte público de primer nivel en el mundo, en una Costa Rica pobre y con escasísima población. Lo mínimo que podemos hacer es corresponder a ese espíritu de nuestros antepasados protegiendo estas obras que ellos nos trajeron, y por las cuales debemos sentirnos orgullosos.  

Es conveniente que cuando se realice una restauración profesional a la fuente principal, se considere también restaurar y proteger la Fuente de los Delfines, del parque Manuel María Gutiérrez, del Barrio El Carmen. 

3. VÍDEOS (Fuente del Centenario, Centro Histórico de Heredia, Fuente de los Delfines)

El siguiente vídeo nos narra la curiosa historia de la placa de la Fuente del Centenario:







Este excelente vídeo nos ofrece un recorrido por el Centro Histórico de la ciudad de Heredia, incluyendo el templo parroquial de la Inmaculada Concepción, la Fuente del Centenario, el kiosco, el Fortín diseñado por Fadrique Gutiérrez, etc





Fuente de los Delfines en el Parque Manuel María Gutiérrez (plazoleta de la Iglesia de El Carmen):





 
Ir al Inicio de la Investigación.
==========================================================

1. Meléndez Chaverri C. (2001). Añoranzas de Heredia. Editorial Universidad Nacional Heredia. p. 70.

2. Sánchez, E. (2012), Historia del alumbrado y la cañería de Heredia, trabajo inédito.

3. Sánchez, E. Op. Cit.
4. Meléndez Chaverri, C. Op. Cit. p. 113. En el caso de las fuentes de Cartago, la altura del conjunto se obtuvo mediante escalinatas de granito que rodeaban las pilas de las fuentes.
5. Sánchez, E. Op. Cit.
6. León Villalobos, E (2006). De la mano con las historia de nuestro pueblo.   
7. Handyside & Co. A (1879). An Illustrated book of Designs for Fountains and Vases, costing from £1 to £1200 manufactured by Andrew Handyside.  p. 17. Este es el precio de la fuente, en libras esterlinas, del año 1879.  
8. Andrew Handyside & Co. Op. Cit.  p.15
9. De la fuente de San Carlos en Ñuble (Chile) tuve noticia recientemente, gracias al historiador herediano Erick Francisco Bogarín Benavides

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada